Escuchaste alguna vez de el método del ´ciclo de semillas´ para balancear tus hormonas?

Se trata de incorporar ciertas semillas en momentos puntuales del ciclo para contribuir a equilibrar la producción hormonal gracias a las propiedades de cada semilla en particular.

Pero.. ¿cómo funciona esto?🤔

Antes que nada debemos entender un poco acerca de cómo funciona nuestro ciclo menstrual y dos hormonas SÚPER importantes:
La progesterona y los estrógenos, que son las encargadas de regular el ciclo. 

El primer día del sangrado se conoce cómo el ´comienzo´ del ciclo y a partir de este momento los niveles de estrógenos aumentan progresivamente⬆️ hasta la mitad (día 14 aproximadamente), allí se produce la ovulación (generalmente) y luego estos bajan⬇️ y los niveles de progesterona aumentan hasta el comienzo del siguiente periodo🗓️.

Cuando hay algún desequilibrio en este delicado baile se producen problemas como el acné, la dismenorrea (dolor menstrual), periodos desordenados, entre otros.

Por lo que las semillas, al ser muy concentradas naturalmente en minerales y vitaminas tienen una gran influencia en la segregación y regulación de las hormonas:

Las semillas de Lino y Sésamo contienen ligninas que ayudan a desintoxicar el cuerpo del exceso de estrógenos mientras que las de Girasol y Calabaza estimulan la producción de progesterona.

⚠️Por esto mismo el orden debe ser respetado a rajatabla para evitar empeorar el desbalance.

Ahora, ¿cómo se consumen?

Se comienza cómo indica el gráfico, el primer día de la menstruación, o si son muy irregulares, el primer día de la luna nueva. Cada 7 días se debe rotar la semilla en el orden indicado en la imagen.

Primero que nada es muy importante dejarlas en remojo durante la noche, para que liberen el ácido fítico que puede causar problemas para asimilar nutrientes, y luego a la mañana siguiente se cuelan y se pueden agregar a licuados, cereales, jugos o masticarlas y tragarlas directamente.

Para finalizar cabe destacar que esto no es un remedio milagroso, debe ir acompañado de un estilo de vida saludable, pero sí es una ayudita y una buena manera de conectar con nuestro ciclo 🌘✨
 

⏪ Volver al Blog