Y si ya lo leíste y probaste todo y aún siguen manchadas te quiero explicar cuáles pueden ser las posibles causas y soluciones:
 
Primero la buena noticia es que seguramente tus niveles de hierro en sangre deben estar muy bien! (Y no es chiste) el flujo menstrual está compuesto en gran parte por nuestra propia sangre y esto hace que sea muy variable de un cuerpo a otro y la presencia de hierro en mayores cantidades hace que cueste más sacar la mancha de las fibras, especialmente del algodón, 
 
lo que me lleva a la segunda razón por la que puede quedar manchada más la toallita que una bombacha u otras toallitas de otras marcas y es que cuando las telas tienen poliéster en su composición la sangre se fija menos, pero esta es una cuestión meramente estética ya que lo más cómodo y saludable es precisamente el algodón 100% en contacto con la vulva 😉.
 
Que la toallita esté ligeramente manchada no quiere decir para nada que esté sucia ni que te vaya a producir ninguna molestia física pero me parece súper válido tratarlo sobretodo si es algo que te incomoda,
 
Vamos a las soluciones:
 
Si ningún método natural (o remedio casero) funcionó, hay uno que es infalible, aunque no es muy natural ni ecológico 🙈 y es el Vanish que es un producto que se vende para tratar manchas en la ropa,
 
Se prepara la pasta para 'manchas difíciles' cómo lo indica el recipiente, y después se lava como de costumbre, y la toallita queda totalmente blanca.   
 
🔺 Ojo: si lavás a mano asegúrate de lavarla bien después para que no queden restos de producto que te puedan causar una irritación.
 
Esto lo podés realizar una vez al mes cuando terminás de menstruar, antes de guardarlas para el siguiente ciclo.
 
Yo no recomendaría usarlo con más frecuencia que eso para evitar que las telas se deterioren y porque realmente no hace falta!